• Destinos

    Serbia

Serbia

Alimente su alma en Serbia

Después de dar un paseo por las vibrantes calles de Serbia, probar su comida y su bien balanceado vino, usted sabrá por qué tribus, ejércitos e imperios lucharon por esta hermosa tierra durante siglos. Alguna vez parte de la Yugoslavia de Tito, Serbia mezcla tradición y futuro, cuenta con ciudadelas medievales, edificaciones de estilo art noveau, minaretes y monasterios, donde delicias turcas, tiramisú y éclairs se comen con el mismo gusto que vanilice hecho en casa.

Serbia está llena de gratificantes sorpresas. Tal vez quiera visitar la desenfadada y amante del jazz ciudad de Niš al sur, townlet Guča con un imponente e internacionalmente conocido festival de trompeta, las heladas montañas de Zlatibor y Kopaonik junto a multitudes del jet-set o Lepenski Vir, un sitio arqueológico rodeado de misterios que data del 9,000 A.C. en adelante. Los amantes de la aventura adorarán los rápidos de aguas blancas de los salvajes ríos Drina y Tara.

Los excursionistas pueden recorrer el antiguo Golubac y otros lugares asombrosos con nombres fantásticos de novelas, como por ejemplo Las Puertas de Hierro del Danubio.

Los verdaderos gourmets amarán el kafana tradicional serbio donde la carne es el rey y siempre hay espacio para alguien más en la mesa, sólo recuerde saludar con tres besos en la mejilla. Belgrado, la vibrante capital, es un imperdible encuentro de culturas. La ciudad de Novi Sad florece en verano, con EXIT, uno de los mejores festivales de música de Europa, que atrae artistas como CeeLo Green, Patti Smith, The White Stripes y Gogol Bordello, todos reunidos en el asombroso recinto histórico de la Fortaleza de Petrovaradin.

El acelerado ritmo de Serbia lo dejará sin aliento, pero pidiendo más. Venga y alimente su alma.

Belgrado

Alimente su alma en Serbia

Viva el momento en la siempre joven Belgrado, la ciudad donde el río Sava conoció al Danubio, Oriente se encuentra con Occidente y los tacones se encuentran con los pisos adoquinados. Radiante de encanto y tranquilidad, la Ciudad Blanca es una metrópoli en ciernes de dos millones de personas que ofrece arte, cultura y entretenimiento a los viajeros de todos los rincones del mundo.

La influencia celta, romana, griega, otomana y austro-húngara se hará evidente para cualquiera que emprenda el viaje a través de la antigua fortaleza de Kalemegdan, donde tuvieron lugar hasta 115 batallas. Busque antiguos tesoros en calles pintorescas y conozca a la gente de Dorćol, el barrio de moda. Visite la bohemia Skadarlija donde lo único más embriagador que el más fino y potente rakija que jamás probará, será la música que llega al corazón.

Cruce el puente hacia Nueva Belgrado, donde la sombría arquitectura socialista se yuxtapone con la naturaleza, creando el escenario perfecto para sus recuerdos de viaje y experiencias memorables. Para vivir algo diferente, comprar regalos y ropa, pase por Savamala, un centro creativo de jóvenes diseñadores y artistas. Las noches en Belgrado son especialmente cautivadoras, ya sea en una tranquila cena en uno de los cientos de restaurantes gourmet que deleitarán sus papilas gustativas o con una noche de electro-rock, rock, punk, ritmos balcánicos o espontáneas actuaciones de músicos gitanos. Sea cual sea su elección, incluya la pljeskavica, elegida como la mejor comida callejera del mundo por The Guardian, aun cuando sea hora de que la luna de paso al sol de la mañana.

A tan sólo unos momentos de su visita se encontrará con los brazos acogedores y gran diversidad de experiencias de la extrovertida, llena de aventuras, orgullosa y exuberante ciudad capital de Belgrado.